Situación actual – Análisis DAFO

Situación actual – Análisis DAFO

El Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) es una herramienta simple que facilita la toma de decisiones estratégicas. Su objetivo es ayudar al emprendedor, empresario, u organización a identificar factores estratégicos críticos, apoyando en ellos cambios en la estrategia y líneas de acción futuras.
 
El DAFO implica un conocimiento de tu proyecto, un proceso de reflexión y un informe escrito de la posición del proyecto o la empresa, en este caso ante mercados internacionales. Es decir, por un lado se analiza nuestro proyecto de forma interna y se extraen los puntos fuertes y débiles y por otro, de cara a mercados exteriores se resumen las amenazas y oportunidades que podemos encontrar.

Para el Análisis externo, se puede utilizar la herramienta de Porter o análisis PEST: que sirve para identificar factores que pueden afectar a nuestro proyecto y constituir una amenaza o por el contrario una oportunidad a nuestro favor.

  • Políticos y legales: Legislación, regulaciones, ayudas administrativas, etc.
  • Económicos: ciclo económico, PIB, renta per cápita, desempleo, nivel de desarrollo del país, etc.
  • Socio-culturales: Población, tamaño del segmento objetivo, evolución demográfica, distribución de la renta, hábitos y costumbres, consumo, etc.
  • Tecnológicos: Gasto público para investigación y nuevas tecnologías, desarrollo de nuevos productos, evolución de las innovaciones, etc.

Para facilitar el Análisis DAFO podemos empezar por el mercado que conocemos local o nacional. En un principio es importante centrar los esfuerzos en pocos países y  hacer una selección de 3 ó 4. Cuando tengamos seleccionados los países para el Plan de Internacionalización, es conveniente trasladar el Análisis DAFO a los mercados elegidos y repetir el proceso de nuevo.

Para el Análisis Interno, debemos valorar la posición del proyecto en las diferentes áreas de la empresa y detectar qué aspectos suponen una fortaleza o bien una debilidad si nos comparamos con otras empresas. Dirección y organización (incluyendo los recursos humanos disponibles), la capacidad de gestión financiera y administración, la producción, área de márketing y comercialización (incluyendo página web y posibilidad de comercio on-line) y por último calidad y servicio al cliente. Es posible que dentro de nuestro proyecto haya algún otro aspecto que sea importante destacar como fortaleza o debilidad y que no esté dentro de estas categorías. Si supone un valor o una debilidad debemos reflejarlo para poder hacer un buen análisis.

La técnica del Análisis DAFO consiste en actuar ante cada variable de una forma distinta:

Acción Factores Clasificación
Corregir Debilidades INTERNAS
Mantener y mejorar Fortalezas INTERNAS
Identificar y aprovechar Oportunidades EXTERNAS
Medidas para afrontar Amenazas EXTERNAS


Es decir, un buen Análisis DAFO nos aporta muchas ideas y permite identificar las claves para elaborar la estrategia de actuación tanto en mercados nacionales como exteriores. También sirve de base para el Plan de Internacionalización, que deberá tener en cuenta la estrategia a seguir para adaptarla a cada mercado destino de exportación.